Inicio de temporada en Teatro La Memoria

>> lunes, 11 de junio de 2012


Distinto de Eugene O’Neill


Ficha

Puesta en Escena: Alfredo Castro
Versión y Adaptación: Alfredo Castro/Roberto Contador
Asistente de Dirección: Héctor Freire
Elenco: Paloma Moreno / Marcelo Alonso /Andrea García-Huidobro/ Camilo Carmona / Cesare Serra
Diseño Escenografía: Patricio Castro
Diseño de Iluminación: Isidora Carriquiry
Diseño Gráfico: Carola Sánchez
Realización Audiovisual: Roberto Contador/ Simón Rivera
Realización de Máscaras: Cristián Mayorga
Realización Vestuario: Margarita Valenzuela
Realizador de Peinados: Giovanni “Andy” Zapata
Producción: Maritza Estrada

Teatro La Memoria, Bellavista 0503, Providencia (costado Clínica Santa María).

Funciones Jueves, Viernes, Sábado 21.00 horas y Domingo 19:00 hrs.

Entrada General $ 6.000, Jueves Popular, Estudiantes, Tercera Edad $ 3.000.
*Dos entradas por $3.000 pesos los días viernes para socios del Club de Lectores Letras Sin Fronteras.

Reservas/ 7323000
Informaciones/ www.teatrolamemoria.cl

 

La obra

Distinto, obra realista escrita por el dramaturgo estadounidense Eugene O’Neill en 1922, sucede en un pueblo costero de Nueva Inglaterra (Estados Unidos) a fines de la primavera de 1890. En este pueblo habitan principalmente familias cuyos hombres tienen como sustento y oficio principal la caza de ballenas. Esta obra narra la historia de Emma, una mujer de 20 años que decide no casarse con el amor de su vida, Caleb, Capitán del barco ballenero del padre de Emma, faltando dos días para su matrimonio.

Esta abrupta decisión la toma luego de saber, por boca de su hermano, que Caleb ha tenido en su último viaje un encuentro sexual con una india en una isla situada en el Ecuador.

Caleb, al final del primer acto, destruido ya su compromiso de matrimonio y su amor, promete en su despedida esperar a Emma, esperarla “treinta años, toda la vida si fuera necesario”. Efectivamente el primer y segundo acto están divididos temporalmente por treinta años, que estarán marcados por el regreso de Caleb, en este segundo acto, quien se reencuentra con una Emma azotada por el paso del tiempo, “distinta” y que mantiene una relación con Benny, joven músico, en esta versión, sobrino de Caleb.

Distinto es una tragedia que trata de la sexualidad, la sexualidad más oculta y más temida de una mujer que es arrebatada por fantasmas innombrables, por el terror hacia la carne y su desarticulación en lo pornográfico más abyecto y solitario, como también del eterno retorno del amor en su sentido más profundo, trágico y doloroso.

Esta versión y adaptación de Alfredo Castro y Roberto Contador, (Guionista y Realizador Audiovisual, ex estudiante del Seminario de Dirección del Centro de Investigación Teatral: Teatro La Memoria), se propone seguir indagando escénicamente en “lo realista”, como sucedió en los trabajos anteriores de Alfredo Castro “Hechos Consumados”, “Jamás el Fuego Nunca” y “Casa de Muñecas”, intentando una comprensión muy propia de lo que pudiera significar esto de lo “realista” cuando desde hace décadas la implicancia y cruces en los “estilos” hace difícil una reducción tan drástica. Es en el cotejar constantemente “lo teatral” con “la realidad” donde esta Puesta en Escena pretende ser pensada: extremar el “realismo” hasta su imposibilidad de ser realizado. Son estos actores instalados en un peligroso y delicado presente, midiendo y calibrando sus organismos actorales, sus deseos teatrales, para abstenerse de “hacer teatro” e inundarse de “realidad”. Caer en la paradoja: ESTO ES TREMENDAMENTE TEATRAL.

Es una VERSIÓN, es decir una traducción, una interpretación y una invitación a los actores y espectadores a explorar, investigar, en un presente sucediendo, que tiene lugar en esos frágiles márgenes entre “LO Teatral” y “LO Real”. Estar en plena disposición actoral para aceptar la entrada del misterio de los textos del relato, la anécdota, las imágenes. Metabolizar esas palabras, entregar una versión desde los cuerpos, en un espacio que no “recrea” una realidad sino que operará como caja de resonancia, como un espacio mental que posee solo un adentro, donde no existe un “afuera”, un espacio borracho de imágenes; de “las malas imágenes de la locura” (Francesca Lombardo).

Sin duda uno de los atractivos de esta obra es el transcurso de los treinta años entre el primer y segundo acto. La opción de Castro es escenificar en el primer acto el concepto de “época” en los trajes en la austeridad de la gestualidad, desplazamiento de los actores, mas estos no corresponden exacta y cronológicamente a la “época” exigida por el autor (1890). El placer y el desafío más grande para un Director tal vez sean las preguntas, los enigmas que los autores, pareciera a veces casi a propósito, plantean en sus obras, y buscar la manera de resolver e interpretar estas fracturas del relato en su paso a lo escénico. Qué sucedió con Emma, en estos treinta años. Qué sucedió con cada uno de los personajes del primer acto. Qué pasó en la vida, cómo cambió el mundo, en sus premisas éticas y sus estéticas también. Intentando una respuesta es que el Segundo acto se instala en esta Puesta en Escena como un espacio, que salta radicalmente la línea lógica del tiempo con el primer acto y se sitúa en un espacio de los cuerpos, casi pornográfico, en su estridencia. Emma, y esto es esencial en la obra de O´Neill, se ha vulgarizado, se viste como una adolescente y está invadida por un lenguaje devastado. Le interesa “escuchar historias”, saber “qué le hace Benny a las mujeres”, “cómo son las Francesas”, etc. Está literalmente en un desborde de imágenes, muy sexualizadas, a diferencia del Primer Acto. Pensamos que de ser Emma una mujer contemporánea, una “solitaria solterona”, sería en su equivalencia histórica una gran consumidora pasiva, espectadora, de material porno, internet. Por esta razón hemos preferido esta operación de transgresión a las lógicas del tiempo, e instalarla como una mujer vulgarizada, empobrecida en su aspecto físico y principalmente en su estado mental. Emma es sin duda “diferente”, una mujer sumida y perdida en esa palabra, que nadie, ni ella misma parece comprender o poder explicar. ¿Qué significa ser “diferente”? En el segundo acto pareciéramos poder comprender que podría ser equivalente a un “estar fuera de la realidad”, por no poder soportar esta realidad. ¿Es, tal vez, estar en la “locura”? Emma dirá: “Hay algo muerto dentro de mí… y cuando algo muere… el tiempo no significa nada”.

En la versión original, Benny, sobrino de Caleb, que está “enamorando” a Emma, aprovechándose de ella, sacándole dinero, pretendiendo amarla, es un soldado. En esta versión quisimos contextualizar este rol, y fue trasladado a un cantante Rock, que nos permite jugar con ese desborde y hacer verosímil esta pasión inútil y patética, que en la figura de un soldado, que ha estado en la guerra, no nos pertenece como imaginario, no se logra. Estas transgresiones, creemos hacen de esta obra un “posible”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas recientes

Ubicación

Paseo Bulnes 152 - Santiago
594 41 40 - 594 41 00
+ ver mapa

Horarios Librería

Lunes a Viernes 10:00 a 19:30 hrs.
Sábado 10:30 a 14:00 hrs.

Síguenos